Furu, ¿por qué no eres un centauro normal?